IMF

Monumenta Albornotiana

Es conocida la extraordinaria importancia de la figura del Cardenal Gil de Albornoz, que ejerció una influencia decisiva en la política española e italiana durante el siglo XIV. Arzobispo de Toledo y canciller de Castilla en la primera etapa de su vida, Albornoz salió de España a fines de 1350. Alcanzó entonces el grado de Cardenal y Legado pontificio, y dirigió las operaciones de rescate de los Estados de la Iglesia para los papas refugiados en Aviñón. Consiguió el retorno del pontífice a Roma y realizó una extraordinaria labor militar, política y legislativa, cuyas huellas persisten fuertemente grabadas en las regiones del centro de Italia.

Los volúmenes publicados, que se relacionan a continuación, reúnen un importante número de documentos de la etapa italiana de Albornoz, de extraordinario interés para los más diversos temas: política beneficial de los papas, desarrollo de los primeros tiempos de la legación del Cardenal, mediación pontificia en la Guerra de los Cien Años, organización eclesiástica de diversos países de Europa, etc. Los estudios diplomáticos y  los extensos índices que contiene la publicación enriquecen todavía más el valor del “corpus” documental.

Diplomatario del Cardenal Gil de Albornoz. Cancillería Pontificia (1351-1353), Tomo I, Barcelona, 1976. LXXVII+570 pp., 2o láms.

Diplomatario del Cardenal Gil de Albornoz. Cancillería Pontificia (1354-1356), Tomo II. Introducción por Emilio Sáez y María Teresa Ferrer. LIX+680 pp., 23 il.

Diplomatario del Cardenal Gil de Albornoz. Cancillería Pontificia (1357-1359), Tomo III. Introducción por María Teresa Ferrer y Regina Sáinz de la Maza. XV+346 pp., 42 il.